Uruguay va por las empresas argentinas: les ofrece terrenos gratis y la posibilidad de deducir IVA y Ganancias durante diez años

El país vecino parece decidido a transformar en oportunidades algunas debilidades que presenta hoy la Argentina. Para ello apunta “al bolsillo” y a evitar todo tipo de restricciones, para que las compañías se muevan con libertad económica y financiera. Detalles del “plan seducción”

En momentos en los cuales se enrarece el clima para hacer negocios en la Argentina, hay quienes observan estas dificultades como una clara señal de oportunidad. 

En un escenario marcado a fuego por los controles comerciales -que dificultan el ingreso de bienes para consumo final, insumos y hasta bienes de capital- y por las restricciones cambiarias -que impiden el giro de utilidades o el pago de proveedores al exterior-, un nuevo “player” emerge para transformar estas falencias en una circunstancia que le juegue a favor.

Se trata ni más ni menos que de Uruguay, que está “saliendo a la caza” de empresas argentinas para que, en momentos de clara incertidumbre en el mercado local, decidan “cruzar el charco” para realizar desembolsos y utilizar al país vecino como un nuevo hub del Mercosur y así puedan diversificar su nivel de riesgo.

En este contexto, el jueves pasado, una comitiva de miembros de la flamante Zona Franca Parque de las Ciencias desembarcó en Buenos Aires para ofrecer a hombres de negocios locales tentadores beneficios impositivos para sus planes de inversión, sumado al ya conocido marco jurídico previsible que rige en ese país y a la “libertad” cambiaria y comercial.

Pero esto no fue todo: el propio Ministerio de Industria de Uruguay está tentando a empresas argentinas del rubro tecnológico con una serie de ventajas tributarias y hasta con la posibilidad de obtener terrenos gratis con el fin de que estas compañías pongan un pie en tierras de José “Pepe” Mujica.

Raúl Ochoa, exsubsecretario de Comercio Exterior, explicó a iProfesional.com que “de algún modo, Uruguay suele sacar algún provecho de la situación económica y política de la Argentina. Esto fue muy claro con el campo, especialmente hace cuatro o cinco años, cuando el clima interno se enrareció y esto generó un salto cualitativo y cuantitativo de la actividad agrícola en ese país de la mano de grandes inversiones por parte de productores locales”.

Un portafolio lleno de beneficios
Tal como se mencionó, el jueves pasado en el Hotel Four Seasons desembarcaron funcionarios de la Zona Franca Parque de las Ciencias, ubicada en Canelones, a pocos kilómetros de Montevideo.

Según sus impulsores es el proyecto más moderno de toda América latina, que cuenta con un predio de 55 hectáreas, con 50.000 metros cuadrados edificados y cuya ejecución demandó, en una primera etapa, una inversión de u$s150 millones.

En este contexto, los responsables de la zona franca viajaron a la argentina para “reclutar” empresas de distintos rubros principalmente del sector farmacéutico y tecnológico- y con el objetivo de que instalen oficinas comerciales, centros de distribución, depósitos y hasta plantas manufactureras dentro de ese predio.

Entre el combo de beneficios, este megaemprendimiento cuenta, de la mano de la autorización del Poder Ejecutivo de ese país, con un 100% de exenciones de los siguientes impuestos:

• sobre la renta (IRAE)
• sobre el patrimonio (IP)
• al valor agregado (IVA)
• tributos específicos internos (IMESI)
• sobre los seguros
• sobre el control de las sociedades anónimas
• a la importación y aduaneros.

Además, esta zona franca también promocionó los siguientes beneficios:

Libre ingreso y egreso de la zona franca de títulos, valores, moneda nacional y extranjera y metales preciosos.
Exención sobre las utilidades o dividendos distribuídos por usuarios de la zona franca a no residentes.
Exención sobre los ingresos por prestación de servicios a usuarios de zona franca a no residentes.

“Frente a un contexto global complejo y a la necesidad de la comunidad de negocios de continuar creciendo, este lanzamiento de Parque de las Ciencias, se presenta como una oportunidad de gran valor para el mercado de inversión argentino“, aseguraron los responsables.

Empresas de informática pican en punta
Pero esto no es todo, según supo iProfesional.com, un grupo de empresarios argentinos del sector informático ya decidió cruzar el charco e iniciar tratativas con el gobierno uruguayo para poder levantar en ese país plantas para el ensamblado de notebooks y netbooks.

En concreto, el Ministro de Industria uruguayo, Roberto Kreimerman, fue quien recibió en Montevideo a esta comitiva de directivos de empresas y quien les ofreció una serie de beneficios para comenzar a desarrollar un polo tecnológico con capitales argentinos.

“La idea es comenzar a buscar alternativas de negocios, dado que la situación para operar se ha complicado en los últimos meses. Por eso es que Uruguay puede resultar una plaza atractiva para iniciar operaciones“, explicó el directivo de una de las compañías que está participando de la negociación y que accedió a dialogar con iProfesional.com bajo estricto off the record.

Cabe destacar que el sector tecnológico es uno de los más castigados por el “cerrojo” de Guillermo Moreno: en el caso de las compañías radicadas en Tierra del Fuego, se perdieron unos 4.000 puestos de trabajo por las dificultades para acceder a los insumos para el armado de notebooks, netbooks, celulares y televisores LCD, por nombrar algunos productos.

Paralelamente, las compañías emplazadas en otras provincias -como Santa Fé o Córdoba- y en la Ciudad de Buenos Aires -y que no gozan del paraguas fiscal del polo fueguino- también enfrentan un problema similar: la falta de partes y piezas se transformó en un inconveniente de tal magnitud que, según alertaron empresarios del sector, están en riesgo unas 1.500 pequeñas y medianas empresas dedicadas al armado de computadoras.

En este contexto, el empresario consultado por este medio recalcó que “nosotros no estamos instalados en Tierra del Fuego y no contamos con esos beneficios impositivos. Y si a eso se suman las demoras en las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación, las licencias no automáticas y las restricciones al giro de divisas, fue natural comenzar a pensar en otras plazas en las cuales operar”.

“Para nosotros esto puede implicar dar el gran salto, que nos permitirá tener un proyecto en Uruguay, aprovechar más el potencial del Mercosur e internacionalizar el negocio. Todo esto exportando y proveyendo tecnología y know how desde la Argentina hacia ese mercado”, explicó.

El plan 
Según pudo saber iProfesional.com, uno de los grandes problemas que afronta Uruguay es la falta de disponibilidad de mano de obra especializada, un punto clave a la hora de encarar cualquier proyecto en el rubro de la electrónica.

Frente a este inconveniente, los empresarios plantearon la posibilidad de llevar adelante el proyecto en el flamante parque industrial de Paysandú, con la posibilidad de que parte de los empleados sean argentinos, asegurándose así un gran know-how.

Nos aseguraron que no habría ningún inconveniente“, explicó el directivo, quien agregó que “nos llevamos una muy buena impresión porque en ningún momento pusieron reparos. En general, los funcionarios se mostraron totalmente abiertos y dispuestos a brindarnos ayuda. Y esto se debe a que Uruguay tiene muchísimo interés en potenciar todo tipo de proyectos del sector informático”.

El objetivo, tal como se comentó anteriormente, es avanzar en el armado de notebooks y netbooks. Para ello, desde el Gobierno de José “Pepe” Mujica se tentó a las empresas con la posibilidad de desgravar todo el desembolso realizado mediante IVA y Ganancias por un término de diez años.

“Esto implica que la inversión es totalmente recuperable. Es un punto muy positivo. Pero ahora estamos en la fase de analizar los números y estudiar a fondo toda la legislación”, advirtió el empresario.

Cabe destacar que el proyecto del Parque Industrial Paysandú ya cuenta con el visto bueno del Gobierno uruguayo y está a punto de recibir la autorización definitiva por parte del Ejecutivo de ese país.

Allí ya se está radicando la primera empresa, la compañía Liderkai, especializada en la manufactura de cueros, que obtuvo un predio de casi 10.000 metros cuadrados y que recibió diferentes exoneraciones fiscales hasta el año 2021.

Radiografía del mercado uruguayo
Uruguay es un país más pequeño que la Argentina y, como tal, exhibe cifras considerablemente más bajas en el sector de la informática.

Sin embargo, no deja de ser un mercado atractivo para las empresas nacionales, que ahora están analizando “cruzar el charco” para abastecerlos directamente desde dentro de sus fronteras.

Cabe destacar que, por el momento, todo lo que consume Uruguay en materia de computadoras portátiles es importado, mayormente de China y Estados Unidos.

Es decir que, en la actualidad, por un problema de costos, los productos con sello “Tierra del Fuego” no están presentes en ese mercado.

Y el interés que muestran las empresas locales por poner un pie en el país vecino no es casual. Por el contrario, allí se está viviendo un verdadero boom de ventas de productos electrónicos. De ahí el atractivo que está generando esta plaza para los fabricantes nacionales.

No es para menos, según datos del Instituto Uruguay XXI, en 2011 las importaciones de notebooks y netbooks tuvieron un crecimiento interanual explosivo, cercano al 60%, toalizando un cuarto de millón de unidades.

De este modo, las portátiles están liderando cómodamente el ranking de expansión tecnológica en Uruguay, dado que otros productos, tales como celulares y cámaras digitales, tuvieron crecimientos mucho más moderados, de entre el 18 y 20 por ciento.

A la hora de contrastar estos datos con las cifras que mueve el negocio de la informática en la Argentina, basta destacar que, según Prince & Cook, en 2011 se comercializaron 2,7 millones de computadoras. Y, de ese total, 1,7 millones fueron portátiles. 

Pero, más allá del tamaño, un tema clave para las futuras empresas que planeen instalarse en ese país será el de los costos.

Cabe destacar que Uruguay actualmente es un mercado que, al tener menos regulaciones que las que aplica la Argentina, dispone de un mayor surtido de marcas y a precios más accesibles. Es decir, la competencia es mayor.

Esto explica por qué está creciendo el número de argentinos que cruzan el charco para ir de shopping y poder hacerse de productos tecnológicos a valores más convenientes.

Para corroborar esta tendencia basta analizar algunos precios.

La notebook Lenovo G475, equipada con procesador AMD y disco rígido de 320 GB, en la Argentina se consigue a unos $3.499 que, convertidos al tipo de cambio oficial, equivalen a unos u$s777, tal como se puede ver en la siguiente imagen:

Como contrapartida, en Crespi, una de las principales cadenas de electrodomésticos del país vecino, este mismo modelo se puede obtener a u$s599, es decir, un 23% menos:

A la hora de analizar los precios de las netbooks también se observan grandes diferencias: considerando una Samsung NC110, en la Argentina se puede conseguir a $2.599, equivalente a u$s577:

En cambio, este mismo modelo en Uruguay se puede obtener por mucho menos: u$s459, es decir, un valor un 20% por debajo al del mercado doméstico:

Sin embargo, a futuro, el objetivo de este grupo de empresarios no es quedarse únicamente dentro de las fronteras del territorio gobernado por Mujica, sino que también se contempla la posibilidad de salir al exterior con computadoras portátiles con sello “Made in Uruguay”.

“La idea es tratar de obtener todas las condiciones necesarias como para lograr un proyecto a largo plazo y con escala. Además, si Uruguay es uno de los países líderes de la región en el negocio de exportación de carne, por qué no pensar en que el día de mañana sea un proveedor de tecnología“, se entusiasmó la fuente consultada por este medio.

 

Fuente: iProfesional.

Deja un comentario