Punta del Este: sin dólares, los argentinos pagan con tarjeta o pesos

A pesar del cepo cambiario, muchos viajaron por el fin de semana. Se impuso el “turista tarjetero” y el pago con moneda argentina. Es porque los hoteles y restaurantes ofrecen beneficios y reintegros.

¿Cuántos precios puede tener un chivito en Punta del Este? Todo depende de cómo se pague. Esos 265 pesos uruguayos que figuran en la carta pueden equivaler a casi 90 argentinos si el turista pasó antes por una casa de cambio para conseguir moneda local. O puede costar 19 dólares, más el recargo de 15% si el visitante pasa la tarjeta, y entonces sale unos 131 argentinos. Aunque también puede valer 80,30 si se abona con nuestra moneda porque aquí todos los lugares para comer aceptan argentinos e incluso a mejor cotización que en la pizarra. Hay tantas opciones como variedades de chivitos.

Los argentinos que pasaron el fin de semana largo en esta ciudad le encontraron la vuelta:pagan en pesos o con tarjeta de crédito , a pesar del recargo. Ninguno de los consultados por Clarín trajo dólares, ni preguntó en la AFIP si podía comprarlos. A simple vista, la ventaja está en la gastronomía: cada peso se toma entre 3,10 y 3,50 uruguayos, contra los 2,95 que ofrecen las casas de cambio. El cepo al dólar puede ser “antipático”, pero nadie se privó de venir: al Este no hace falta llegar con verdes. Sí habrá complicaciones con los alquileres de casas, departamentos y chacras porque será necesario negociar con cada propietario si toma pesos y a qué precio.

El fin de semana fue una prueba de fuego para los operadores turísticos esteños. “El resultado es excelente.

Hubo argentinos por todas partes . Para nosotros fue un termómetro de cara a la temporada”, adelanta Carlos García Santos, presidente de Destino Punta del Este. “Estas minivacaciones nos marcaron el escenario y podemos estar tranquilos”, coincide Alejandro Viña, titular de Corporación Gastronómica. En su restorán, Bungalow Suizo, un argentino pagó a cuenta 1.500 dólares con tarjeta. Cada vez que siente a comer, irá descontado de ese total. “ El porteño es el dueño de Punta del Este ”, asegura Viña. La ocupación hotelera (12 mil plazas) estuvo al límite y hubo cola en los restaurantes.

Aunque el gobierno charrúa anunciará medidas para promover el turismo (ver “Lanzan…” ), hace tiempo que corren beneficios. En comidas, hay un 7% de reintegro en pagos con tarjeta de crédito por ley. Y en productos nacionales, un 9% . Además, los extranjeros están eximidos de pagar el 10% de IVA en hoteles . “Estamos muy atentos a lo que pasa en Argentina, pero contamos con un buen antecedente. Durante este invierno, cuando ya regía la restricción a la compra de moneda extranjera, hubo un 18% más de argentinos que en 2011”, advierte Héctor Araújo, tesorero del Comité de Hoteles.

En esta escapada, la calculadora se sumó como un accesorio de playa. Los turistas no cuentan las monedas, pero sí hacen conversiones. “Vine con pesos argentinos y tarjeta.

No me fijé en la web de la AFIP si podía comprar dólares . Me iba a amargar”, cuenta una mujer en el puerto. Prefiere no dar su nombre porque, explica, no quiere ser escrachada. Salvo unos pocos, los argentinos se refugian en el anonimato. Como ese matrimonio que, entre los dedos de La Mano –símbolo de La Brava–, dice que pagan en pesos. ¿Y con tarjeta?, preguntó Clarín . La mujer respondió que no, porque teme que los “investiguen”. “A nosotros nos gusta viajar y si pedíamos plata para venir a Uruguay, quedábamos ‘registrados’ . Y ahí sí, olvidate de comprar dólares. Si a mí me ponen esa barrera, yo vengo igual”, razona él.

Alquilar un dos ambientes en enero saldrá, en promedio, 2.500 dólares. Una casa en la Parada 6 para ocho personas, 5.100. “Los valores están igual que la temporada pasada. El problema es que habrá que acordar el pago con el propietario. Hay quien acepta argentinos al valor del dólar oficial y otros que lo aceptan al blue”, explica Omar Milar, presidente de la Asociación de Inmobiliarias de Punta del Este. Las reservas vienen lentas.

“Lujo”. “Top”. “Primer nivel”. Eufemismos para definir al balneario que supo ser la segunda residencia de las familias patricias. Ahora por Gorlero caminan mujeres en jogging y hombres de chomba. Y parejitas que tratan a su perro (labrador y caniche pelean el primer puesto) como si fuese un hijo. Mientras el presidente uruguayo Pepe Mujica asegura que somos “campeones” en sacar dólares del país, aquí una pregunta ya es regla: “¿A cuánto tomás el argentino?”.

 

Fuente: Clarín.

39 comentarios para “Punta del Este: sin dólares, los argentinos pagan con tarjeta o pesos”

Deja un comentario